Terapia rescatada del fondo del mar para cuidar nuestro cuerpo por dentro y por fuera. Por vía tópica, las algas tienen una gran afinidad con nuestra piel y a nivel interno, su gran contenido alimenticio le ha servido en bandeja el título de “alimento del futuro”. Las plantas marinas son genéticamente las formas de plantas más antiguas de la tierra y están reconocidas como extremadamente ricas en minerales y micro elementos. Avances tecnológicos hacen posible, hoy en día, extraer de las algas ingredientes que contengan oligoelementos esenciales. Las algas marinas son ricas en proteínas, vitaminas, azucares y oligoelementos. Las algas son consideradas como los primeros organismos vivos que aparecieron en la tierra. Actualmente producen 50% a 70% del oxigeno de nuestro planeta. Las algas marinas se nutren del mar, almacenando todo tipo de sustancias marinas, siendo portadoras de casi todos los tipos de vitaminas, A, B, C, E, F y K, de un alto contenido en hierro y calcio, proteínas antioxidantes y un gran número de minerales. Están indicadas para el tratamiento de la flacidez y celulitis porque mejora los tejidos y retrasa el envejecimiento de la piel.
Las algas contienen todo tipo de propiedades ya que se nutren de sustancias marinas: son antitumorales, antibacterianas y antivirales y es totalmente natural.
Envoltura de algas: aplicación de una mezcla de algas calientes finamente cortadas y aplicadas en todo o una parte del cuerpo. Esta envoltura tiene un efecto relajante, anti-dolor y anti-inflamatorio, remineraliza el organismo (este absorbe muchos oligoelementos), permite eliminar las toxinas por sudoración, estimula la circulación linfática. Indicaciones: secuelas de traumatismos óseos y musculares, reumatismos, secuelas de poliomielitis, edemas, enfermedades de la piel, problemas de peso, celulitis, antiestrés. Las algas son una fuente indiscutible de vida. En sus muchas variedades, concentran todas las riquezas del mar: vitaminas, proteínas, aminoácidos, oligoelementos, yodo, magnesio, potasio, hierro, selenio, zinc,… nuestra piel, a través de los poros, absorbe estos concentrados que le proporcionarán innumerables elementos vitales para su salud y su belleza.
Tratamiento reductor con algas marinas es ideal para celulitis, adiposidades localizadas, estrías y flacidez. Elimina células muertas, toxinas, manchas de la piel y mejora la circulación:
– Exfoliación de la piel con sales del mar Muerto y aceites vegetales
– Envoltura tibia de algas con esencias
-Exposición de 20 minutos con sabana de sudoración
– Se retiran las algas y se realiza un drenaje linfático que va a aumentar la eliminación de toxinas.
Tratamiento antiestrés:
Las aplicaciones de envolturas van a aumentar considerablemente la concentración de principios activos a nivel de la epidermis de manera que revitaliza los tejidos, elimina el cansancio y el estrés.