La microdermoabrasión es una técnica con punta de diamante, para mantener la piel radiante, joven y suave, se realiza un peeling de modo que se retiran todas las células muertas de la piel, se realiza deslizando la punta de diamante sobre el rostro, cuello, espalda…
Como resultado, estimula la renovación celular y la producción de colágeno y elastina y mejora la penetración de las cremas cosméticas, obteniendo una mayor eficacia en el tratamiento.

Y os preguntareis:

¿Qué porque se utiliza diamante?:

• Por el hecho de que no reacciona con la piel, es esterilizable y según sus grosores se pueden utilizar para diversos tratamientos y pieles.

¿En qué casos se aplica la microdermoabrasión?:

• Líneas de Expresión (arrugas finas y medianas)
• Reducción de manchas
• Poros abiertos
• Secuelas de Acné
• Piel Grasa
• Estrías
• Para mejorar la apariencia de la piel y darle vitalidad etc…
¿En qué casos está contraindicado?:
• En personas con cáncer, eczemas, psoriasis, quemaduras, acné brotado, embarazo, diabetes sin controlar.
¿Cuándo se aprecian los resultados?:
• Desde la 1 sesión
¿Es doloroso?:
• No. Es un procedimiento indoloro
¿Se requiere después algún cuidado?:
• Sí. Cremas con protección solar
¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?:
• 15-20 minutos y posteriormente se aplica masaje y mascarilla refrescante.
¿Cuantas sesiones se pueden realizar?:
Hasta 10 sesiones

En resumen; con el tratamiento de microdermoabrasión conseguimos una piel tersa, suave, libre de impurezas.

Pide tu cita y descubre lo que la microdermoabrasión puede hacer a tu piel aquí