La ozonoterapia no es una medicina alternativa sino que es considerada una medicina natural. El ozono es un gas que se encuentra de forma natural en la atmosfera, su aplicación fue descubierta en la I guerra mundial como un poderoso cicatrizante y desinfectante

En el campo de la estética, son muchos los productos que ofrece la ozonoterapia. Como el ozono actúa en la piel como un poderoso activador celular, existen cremas, geles y emulsiones para el tratamiento del cutis o la piel en general. Ayuda a combatir, en gran medida, la celulitis, además de prevenir el envejecimiento celular. También actúa como pantalla para las radiaciones solares. Las aplicaciones no tienen efectos adversos.

Con el paso de los años, las células del cuerpo sufren daños progresivos debido a factores como la edad, el estrés, la contaminación ambiental, la mala nutrición y el desarrollo de enfermedades, entre otros. Cada uno de estos procesos desencadena la desactivación progresiva de los sistemas enzimáticos de las células, encargados de la producción de energía y de la protección contra el exceso de oxidación y radicales libres.

En Sedatio trabajamos con aceite de ozono mediante masaje para:

  • Mejorar la calidad y aspecto de la piel: hidrata, da calor, turgencia y elasticidad.
  • Tiene efecto inmunoreguladora, disminuyendo la incidencia de enfermedades inmunológicas como la psoriasis, el acné y los eccemas.
  • Disminuye la tendencia a la aparición de lesiones pre-malignas en la piel.
  • Es compatible con cualquier otro tratamiento estético.
  • Es oxigenante: mejora la circulación y la oxigenación celular.
  • Es regenerador: estimula factores de crecimiento en la regeneración tisular.
  • Mejora la microcirculación