El tamarindo malabar (Garcinia gummi-gutta) también conocido por su antiguo nombre científico Garcinia cambogia, es un arbusto que crece sobre todo en el sur de la India.
El género Garcinia, conformado por más de 200 especies tropicales, se origina en el sudeste asiático, Polinesia y África, pero la mayoría de las especies se cultivan en la India.

Parte utilizada
La pulpa del fruto y su corteza.
Acción
Es ideal en tratamientos para perder peso, ya que ayuda a reducir la conversión de los hidratos de carbono en grasa, favoreciendo, por tanto, que ésta no se acumule. Algunos estudios afirman que esto es así gracias a que el ácido hidroxicítrico (AHC) inhibe la producción de las enzimas que intervienen en la transformación de azúcares
en grasas.
Tiene un efecto calmante del apetito pero lo hace actuando sobre el hígado y no sobre el cerebro, como algunos fármacos. La diferencia es que al no atravesar la barrera hematoencefálica no produce estimulación del sistema nervioso evitando, de este modo, los efectos secundarios de algunos fármacos inhibidores del apetito y que producen depresión, hipertensión, nerviosismo, taquicardia o insomnio. En cambio, el AHC produce sensación de saciedad porque estimula los glucorreceptores hepáticos, ya que, por un lado, reduce la producción de grasas y, por otro, aumenta la producción de glucógeno.
Ayuda a nuestro metabolismo a quemar mejor los alimentos porque aumenta la producción de calor del cuerpo (termogénesis), evitando, así, la problemática de los metabolismos lentos (personas con la temperatura de su cuerpo siempre muy baja). La aceleración de la quema del exceso de grasa en el hígado está indicada en hiperlipidemias problemas cardiovasculares, ya que es importante el control del colesterol. Es recomendable en muchos problemas de circulación (consultar al médico o especialista) ya que tiene un efecto protector de las paredes de los vasos sanguíneos. A la vez, sus propiedades antisépticas y antibacterianas ayudan a evitar infecciones.
Es un complemento alimenticio ideal para deportistas porque ayuda a no almacenar grasas y favorece la producción y almacenamiento de glucógeno, sustancia de reserva que, en el momento de ser utilizada por el organismo, al hacer deporte, por ejemplo, se transforma en glucosa.
Modo de empleo
De quince a veinte gotas. En cápsulas de 500 mg, dos o tres veces al dia