Es posible que debido a los tratamientos oncológicos, la piel sufra algunos cambios. Aunque los efectos secundarios variarán en función del tipo de tratamiento, de forma general pueden aparecer sequedad, manchas e irritaciones cutáneas. Es importante utilizar productos que no contengan alcohol (perfumes, desodorantes, etc) para reducir al mínimo la sequedad y evitar irritaciones.

SI RECIBES QUIMIOTERAPIA:

La quimioterapia es un tratamiento que afecta a todas las células del cuerpo, incluidas las de la epidermis (piel), por lo que en ocasiones puede alterarla ligeramente produciendo sequedad, aunque no tiene por qué aparecer en todos los casos, ya que los efectos secundarios varían en función del tipo de quimioterapia. Si aparece sequedad en la piel, es fundamental conseguir una correcta limpieza e hidratación:
Para la limpieza, es aconsejable utilizar diariamente agua templada y jabones suaves (con ph neutro).
Para conseguir una adecuada hidratación, puedes utilizar cremas hidratantes o aceites corporales.

SI RECIBES RADIOTERAPIA:
Si estás recibiendo este tratamiento, es fundamental seguir las instrucciones que tu médico te indique.
Los cambios en la piel producidos por la radioterapia se limitan a la zona radiada, en el resto de la piel no tiene ningún efecto secundario. Puede provocar alteraciones a lo largo del tratamiento muy similares a una quemadura solar. Tras dos o tres semanas de tratamiento, aparece una coloración rojiza (eritema) en la zona donde se reciben las radiaciones. Si el tratamiento se prolonga, esta zona de la piel va adquiriendo una coloración oscura que desaparecerá en uno o dos meses tras terminar el tratamiento. Es importante que tengas presente que esta coloración no es suciedad, es debida al efecto de la radiación en la piel; no trates de quitártela frotando la zona con esponja o jabón, podrías irritarla.

VR vitality restore, es una fórmula diseñada específicamente para tratar la piel del paciente que recibe tratamiento de radio-quimioterapia, sin perfumes, ni alcohol, ni detergentes, que ayuda a la maquinaria natural de reparación de ADN y disminuye los niveles de estrés oxidativo en las células de la epidermis.

Sin alcohol, sin perfumes, sin aceites y con PH 6. A base de esfingolípidos y fosfolípidos ( Bio-ceramidyl pure), glicerina, aceite de sésamo bio y manteca de karite.

PREPARA: Aporta los nutrientes citoplasmáticos cuya concentración intracelular es menor debido al tratamiento que necesita la maquinaria de reparación natural del ADN. La base cosmética está compuesta por componentes de alto valor nutritivo con actividades regenerantes y antioxidantes.

REPARA: La reestructuración del tejido conectivo se potencia mediante una combinación de los factores de crecimiento.

PROTEGE: Antes de iniciar el tratamiento y en las hipersensibilidades tardías del tratamiento oncológico, detecta de forma natural el daño a doble cadena de ADN activando una cascada de señalización que induce la auto-reparación de dicho daño y con ello la protección celular.

UTSUKUSY COSMETICS desde su gama de productos medical recomienda la crema VR vitality restore, que hará un poco más fácil el cuidado estético de la piel en los pacientes de tratamientos oncológicos, sabemos que “verte bien” también es parte del proceso de curación.